Sexteo

Reproducido, traducido y modificado de: www.vachiefs.org/index.php/news/item/cyber_dating_out_sexting_in por el Concilio Rappahannock contra la agresión, el abuso sexual con propósitos educativos.

 

Cyber-Dating Out… “Sexting” In

February 11, 2009 | National News

 

STAFFORD, Va. — Courting lovers by sending candy and flowers is passé. Teens now have found a new way to lure the object of their affection: “sexting”. Sexting is the sending of nude photos of oneself to a boyfriend, girlfriend, crush or casual acquaintance from cellular phones, with or without a sexually explicit message.

 

According to a study published last month, 20 percent of 13 – 19 year olds admitted to having transmitted explicit images of themselves over the phone or e-mail. Additionally, 48 percent said that they have received sexually suggestive e-mails or text messages. Over half the girls who “sexted” stated that it was due to pressure from boyfriends, revealed a survey by the National Campaign to Prevent Teen and Unplanned Pregnancy.

 

“Trust me, a lot of couples do it. It’s just like another form of sex,” the New York Post quoted a 15-year-old high school sophomore from New Jersey as saying. The girl confessed to having sent 40 naked pictures of herself to her ex-boyfriend in a failed attempt to win him back.

 

Even social networking websites have not been left untouched by this trend. Facebook and MySpace boasts groups with names like “I’ve Sent Naked Pictures of Myself Over the Phone”, “People Who Take Naked Pictures of Themselves with Their Phones,” and “Practicing Safe Sexting”.

 

In fact, teens who indulge in sexting are least bothered by the maligning of their reputations.

 

Recently six Pennsylvania students landed in jail after nude pictures that had circulated around their school were confiscated from a male student’s phone.

 

This type of activity is occurring in Stafford County. The Stafford County Sheriff’s Office investigated 14 cases during the 2007 – 2008 school year.  From September through December, 2008 of the 2008 – 2009 school year, 8 cases were investigated. There have been additional cases initiated since the winter vacation ended.

 

The Code of Virginia has specific laws prohibiting this activity. The taking of a sexually explicit pictures of a child is manufacturing child pornography. The transmission (sending of that picture electronically or otherwise) is distribution of child pornography. Possessing such pictures is possession of child pornography. The Code of Virginia, as it relates to these crimes, considers a child any person under the age of eighteen. These crimes are felonies, maximum punishments range from 5 years to twenty years in prison. Some of the crimes have a mandatory minimum sentence of five years that cannot be suspended or reduced.

 

The Stafford County Sheriff’s Office recommends that parents be aware of their children’s activities online and on their cellular telephones, and make them aware of the possible legal consequences of these activities. An additional factor is the potential impact that a felony conviction can have on a young persons’ future, including college and career plans.

 

 

 

Sexteo                                                                                                        11 de Febrero, 2009 / National News

 

Stafford, VA – El cortejo entre enamorados ofreciendo flores y caramelos ya pasó de moda.  Los jóvenes de ahora han encontrado una nueva manera de atraer al objeto de su afecto: “el sexteo”.  El sexteo es el envio de fotos desnudas de uno mismo a un novio o novia, a una persona de la cual nos hemos enamorado, a un conocido desde teléfonos celulares con o sin un mensaje explícitamente sexual.

 

Según un estudio publicado el mes pasado, el 20 por ciento de jóvenes entre 13 y 19 años de edad admitió haber transmitido imágenes explícitas de sí mismos por teléfono o correo electrónico. Adicionalmente, el 48 por ciento confirmó el de recibir mensajes sexualmente sugerentes o mensajes de texto. Más de la mitad de las chicas que enviaron mensajes de texto de contenido sexual declararón que fue debido a la presión de los novios, reveló una encuesta realizada por la campaña nacional para prevenir embarazos no planeados en adolescentes.

 

“Creéme, muchas parejas lo hacen, es sólo como otra forma de sexo”, El diario New York Post citó a un estudiante de segundo año de secundaria de 15 años de Nueva Jersey diciendo. La muchacha confesó haber enviado 40 fotos de ella desnuda a su ex novio en un fallido intento por recuperarlo.

Esta tendencias, inclusive a tocado a sitios Web de redes sociales. Cuentas como Facebook y MySpace hacen alarde de estos grupos, con nombres como: “He enviado fotos desnuda de mí mism(o)(a) por teléfono”, “Personas que se toman fotos desnudas de sí mismos con sus móviles” y “Practicar el Sexteo seguro”.

 

De hecho, los adolescentes que disfrutan de esta práctica, son a los que menos les molesta la difama de su reputación.

 

Reciéntemente seis estudiantes de Pennsylvania aterrizaron en la cárcel después de que las fotos de desnudos que habían circulado alrededor de su escuela fueran confiscados del teléfono de un estudiante varón.

 

Este tipo de actividad está ocurriendo en el Condado de Stafford.  La Oficina del alguacil del Condado de Stafford investigó 14 casos durante el año escolar 2007 – 2008.  Desde septiembre hasta de diciembre del año 2008, del año escolar 2008 – 2009, se investigaron 8 casos. Ha habido otros casos que se iniciaron desde que terminaron las vacaciones invernales.

 

El código penal de Virginia tiene leyes específicas que prohíben esta actividad. La toma de una imágen sexualmente explícita de un niño es fabricación de pornografía infantil.  La transmisión (envío de esa imagen, electrónicamente o de otra manera) es distribución de pornografía infantil.  Poseer este tipo de fotos es posesión de pornografía infantil.  El código penal de Virginia, en lo que se refiere a estos crímenes, considera ser un niño a toda persona menor de dieciocho años.  Estos delitos son delitos graves, felonías, con máximas penalidades que fluctúan desde los cinco a veinte años de prisión.  Algunos de estos delitos tienen una sentencia mínima obligatoria de cinco años que no puede ser suspendido o reducido.

 

La Oficina del alguacil del Condado de Stafford recomienda que los padres esten enterados de las actividades de sus hijos tanto en la internet como en los teléfonos celulares, y que sean conscientes de las posibles consecuencias legales de estas actividades. Un factor adicional es el impacto potencial que puede tener un delito grave o felonía en el futuro de los jóvenes, incluyendo planes de Universidad y carrera.

 

Sexteo

Reproducido y modificado de http://es.wikipedia.org/wiki/Sexting por el Concilio Rappahannock contra la agresión/abuso sexual – Rappahannock Council Against Sexual Assault, RCASA (Fredericksburg, VA) con el propósito de concientizar y educar a la comunidad hispana.

Sexting (contracción de sex y texting) es un anglicismo de nuevo cuño para referirse al envío de contenidos eróticos o pornográficos por medio de teléfonos móviles. Comenzó haciendo referencia al envío de SMS de naturaleza sexual. No sostiene ninguna relación y no se debe confundir el envío de vídeos de índole pornográfico con el término “Sexting”. Es una práctica común entre jóvenes, y cada vez más entre adolescentes.  También se usa en castellano sexteo

Contexto

Las primeras referencias al sexting datan de 2005 en la revista Sunday Telegraph, y desde entonces se ha constatado su existencia en diversos lugares del mundo, con mayor incidencia inicial en los países anglosajones: Australia, Nueva Zelanda, los Estados Unidos de América, y Reino Unido. Una encuesta realizada en 2008 dentro de la campaña estadounidense para la prevención del embarazo entre adolescentes y CosmoGirl.com reveló la rápida extensión de este y otros comportamientos similares online entre los adolescentes. El 22% de las chicas encuestadas (y el 11% de las que tenían entre 13 y 16 años) afirmaron haber enviado o publicado electrónicamente fotos de sí mismas desnudas o semidesnudas. El 33% de los chicos y el 25% de las chicas dijeron que les había mostrado ese tipo de imágenes privadas. De acuerdo con esta encuesta, los mensajes sexuales eran más comunes que las imágenes, con un 39% de los chicos que los habían enviado (o publicado en Internet) y el 50% que los había recibido. Aunque la validez estadística de esta encuesta ha sido puesta en entredicho por haber partido de una muestra autoseleccionada, otras encuestas recientes arrojan cifras similares.

En enero de 2009, una encuesta entre 1.200 adolescentes mostraba que uno de cada cinco había enviado fotos de sí mismos con desnudos explícitos.

En otra encuesta realizada en abril de 2009 entre 655 chicos estadounidenses se observó que el 19% de los adolescentes habían enviado, recibido o reenviado fotos con desnudos o semidesnudos sexualmente sugerentes, por medio de mensajes de celular o mediante correo electrónico. El 60% de ellos los habían enviado a su novio o novia, pero el 11% afirmó haberlos enviado a personas que ni siquiera conocían. El 80% de quienes practican sexting, según esta encuesta, es menor de 18 años.

El propio Departamento de Justicia del gobierno de los Estados Unidos ha alertado sobre el auge de este fenómeno que según reconocen está dando lugar a nuevas formas de delito.

Aspectos sociológicos

El sexting es consecuencia de los avances tecnológicos que facilitan nuevas formas de interacción social. A lo largo de la historia de los sistemas de comunicación, siempre se han intercambiado mensajes con contenido sexual. No obstante, las NTIC permiten la comunicación mediante imágenes y vídeos, los cuales son intrínsecamente más explícitos y tienen un mayor impacto. El peligro novedoso del sexting es que ese material puede ser difundido de manera muy fácil y amplia, de manera que el remitente inicial pierde totalmente el control sobre la difusión de dichos contenidos.

Consecuencias

Se ha señalado al sexting como causante de ciertas consecuencias imprevistas y graves. Se ha relacionado con situaciones tan embarazosas, tras haberse pasado fotos a terceros, que han conducido al suicidio del remitente original.

Asimismo, ha sido señalada como una actividad que puede exponer a los menores de edad al grooming[14] y al ciberbullying, como medio de presión y ridiculización contra la persona fotografiada.

Aspectos legales o ilegales

Dependiendo del entorno jurídico de cada país el sexting puede derivar en problemas legales (incluso penales) de diverso tipo, incluyendo:

  • Producción, posesión y/o distribución de pornografía infantil.
  • Corrupción de menores.
  • Vulneración del derecho al honor y a la propia imagen.
  • Difusión ilícita de datos personales (la imagen es considerada un dato personal).
  • Acoso.
  • Sextorsión.

En 2009 algunos Estados norteamericanos comenzaron a realizar modificaciones legales para evitar que cualquier adolescente implicado/a en casos de sexting fuese acusado/a de producir o distribuir pornografía infantil o para incluso legalizar el envío consentido de este tipo de imágenes entre mayores de 13 años. No obstante, en algunos de ellos como es el caso de Virginia la simple desnudez de un menor en una imagen no significa que dicha imagen sea pornográfica.

Casos jurídicos

En 2007, 32 adolescentes de Victoria (Australia) fueron denunciados a causa de actividades de sexting.  En enero de 2009 se imputaron cargos de pornografía infantil a seis adolescentes en Greensburg, Pennsylvania después de que tres chicas hubieran pasado fotos sexuales a tres compañeros masculinos de clase.  En Florida un chico de 19 años permanecerá inscrito en el registro de delincuentes sexuales del Estado hasta que tenga 43, por haber reenviado una foto de su ex-novia desnuda a varias decenas de personas.

Reproducido y modificado de http://www.hablemosdeamor.nl/proteja-sus-hijos-del-sexteo por el Concilio Rappahannock contra la agresión/abuso sexual – Rappahannock Council Against Sexual Assault, RCASA (Fredericksburg, VA) con el propósito de concientizar y educar a la comunidad hispana.

Consejos a los padres:

1. Hablar con los hijos desde muy temprana edad. Darse cuenta que Internet y los sms están integrados en sus vidas.
2. Dejar claro a los hijos que pueden preguntar sobre cualquier tema. Incitarles a la reflexión, preguntando por ejemplo qué harían si un amigo les pide que se desnuden ante la cámara web.
3. Explicar que lo que no está permitido en la vida real, tampoco debe estarlo en Internet, como publicar fotos de una persona sin su permiso.
4. Enfatizar la noción de que todo lo que se hace ante la cámara web, o lo que se envíe por sms, puede ser almacenado por una tercera persona. Y que alguien a quien “se conoce” por un tiempo a través de internet , sigue siendo un desconocido.
5. No precipitarse y censurar el comportamiento de los hijos. Siempre mantener el diálogo.